Gracias por haber estado al lado

gracias por tus manos cogiendo mis manos

Gracias por las tardes juntos encamados

gracias por todo este tiempo que he pasado.

Gracias por sacarme siempre una sonrisa

aun sabiendo que mi corazón dormía

por estar sentada aquí a mi ladito

por besarme con los labios de tu alma.

Gracias, gracias!

Gracias por querer sacarme a la montaña

y esos paseos eternos en el bosque

no me olvido de esa sonrisa burlona

cuando miras hacia atrás a ver si aguanto.

Gracias por sacarme siempre una sonrisa

aun sabiendo que mi corazón dormia

por estar sentada aquí a mi ladito

por besarme con los labios de tu alma.

Gracias, gracias!

Gracias por las noches tan eternas

tus caricias y tus besos me dormían despertarme y mirar que estás dormida

y girarmeeeee y seguir con mi sonrisa!

Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce + diez =