Que las noches sean eternas

que los días pasen sin mas

que las miradas pierdan el miedo

y no miren atrás.

Que los ríos de sangre

fluyan por mis venas

como cauces de rios

terminan en el mar.

Esta planta vuelve a tener savia

este hombre vuelve a suspirar

este corazón ahora late fuerte

y esta estrella se vuelve a iluminar.

Un comentario en «Volver a suspirar»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 4 =