Te he buscado en el camino

más no he encontrado sino piedras donde tropezar una y otra vez.

Te he buscado donde acaban las estrellas, allí en el infinito oscuro del universo,

Pero, he vuelto sin hallarte, ni rastro ni pista, sólo polvo estelar.

La segunda estrella a la derecha y todo recto hasta el amanecer,

Seguí las indicaciones, más, sólo encontré vacío.

Te resistes a encontrarte pero no ceso en mi empeño y en los tiempos venideros

por mil piedras que tropiece, encontraré el camino hacía la luz.

Te haces esquiva a mi presencia, te ocultas como puro eclipse cuando logró atisbarte.

  • Mas no me queda otra que resignarme y avanzar por las estrellas hasta que te encuentre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve + 16 =