Gota a gota cae, gota a gota, el grifo,
deja caer sus lágrimas en ese cubo de frialdad.

Gota a gota desvaneces,
se tritura toda esperanza de alcanzar la ansiada orilla y al tocarla con los dedos, te resbalas y caes.

Gota a gota de agua fría que merma hasta el espiritu mas ardiente y apaga los fuegos del optimismo en la caldera ardiente de mi corazón.

Gota a gota y cubo a cubo, llenas tu vida de distancia y alejas tu alma del corazón.

Que los cubos de agua fría sean para enfriar cervezas y no los corazones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

12 − doce =