Aunque no pueda tocarte,
aunque la distancia impida que mis labios duerman rozando los tuyos.
Aunque sólo pueda verte en los sueños y sin saber ciertamente en que noche será.

Aunque sólo baste un mensaje para hacerme vibrar,
un beso perdido en la nube del espacio internauta que en una marea de bits se pierde y no lo puedo encontrar.

No te vayas de mi vida porque aunque no pueda tenerte, siempre podré decirte que:
Aunque solo sea un mensaje perdido en la nube, mi corazón se encenderá.

Por y para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × dos =