Tengo en mi cabeza ese deseo,
esas ganas de rozarte y tocar toda tu piel.

Tengo la impaciencia desbordada
y los nervios no me aguantan porque ya te quiero ver.

Tengo la ilusión de aquellos niños,
que reciben su regalo siendo la primera vez.

Y es que tengo ese nudo en la garganta que no sale y que se aguanta cuando te tengo que ver.

Tengo el sentimiento en esta panza y siento esas mariposas que volaron una vez, porque siento lo que yo ya no sentía y me gusta que me hagas las miradas de mujer

Quiero que te sientes a mi lado y que juntos de la mano, podamos envejecer.

Tengo en mi cabeza ese deseo y esas ganas de rozarte y tocar toda tu piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 5 =