Días de sentimientos encontrados
en la perspectiva equivocada de la ilusión.
Letras de unos textos que derraman unas lágrimas en forma de tinta, de una pluma, que llora en cada trazo.

Películas trágicas que no superan la realidad de tu ausencia en mi día a día.

Viejos rockeros que a falta de letras, hacen llorar sus guitarras en melodías únicas de soledad.

En mi día a día supero los escollos que en forma de piedra me pone la vida para, al final, morir fusilado como Lorca por mis pensamientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 5 =