La mamba

Historia de leyenda en la sangre incrustada,
vida impoluta de inigualable moral
Ejemplo de vida y trabajo plasmado en una historia de cuento de hadas.

Te has ido igual de rápido que era tu juego, no has podido driblar y en el último segundo, volver a anotar.

Sin prórroga, sin tiempos muertos, te vas en un segundo como cuando ganabas partidos, un instante, un parpadeo y te ibas.

Pero ahora te has ido sin más, sin magia, sin que ya no podamos admirar al terminar el partido que una vez más lo habías hecho.

Tu hija te acompaña, de la mano iréis juntos en un más allá que sin duda te recibirá con la alfombra roja que te mereces.

No sufras Kobe, tu bebé sabrá aunque no te conozca en persona, que su padre era una estrella, no solo como jugador sino como persona y ya se encargará el mundo de recordárselo, porque así has sido, un ejemplo y tú legado perdurará hasta la eternidad.

DEP MAMBA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 + 11 =