Ya morí hace tiempo y mis entrañas no guardan ya rescoldos que aviven este corazón.

Ni ascuas quedan de lo que era,
ni cenizas que arrojar al suave viento de levante
en recuerdo de mi ser.

Ya morí hace unos años
cuando la vida golpeaba tan duro
que ni pidiendo clemencia me perdonó.

Murieron sentimientos
murieron ilusiones
murieron las raíces de un árbol
que ya quemadas, jamás volvieron a salir.

Ya morí hace tiempo y doy cuenta de ello
cuando alzo el pensamiento y deambuló falto de sentimientos

Ya morí hace tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho + 11 =