Miras con los ojos entreabiertos,

atisbas una vaga luz lejana,

una leve voz calmada

y una brisa que susurra a tus espaldas.

Presa del deseo, 

víctima de un espejismo creado como un oasis en desierto,

divagando en una dimensión creada para ti.

Miras con dulzura temerosa!

miedo de enseñar tu desnudez,

dudas que al descubrir esa mirada, 

encuentren tus secretos escondidos en un alma que harta de batallas, heridas y desdichas, la puedan someter.

Tu mirada te delata,

ojos rojos inundados 

en unas aguas bravas, turbulentas y bravías.

Miras con los ojos entreabiertos!

quizás simplemente por manía.

O quizás………porque ya no quieres ver mas:

Lo que es la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 2 =