Dime porque camino quieres andar, dime si estás dispuesta a dejarlo todo sin mirar atrás.

Que todo camino conduce a Roma, y paso a paso lo recorrerás, porque camino que no andes, no sabrás donde te llevará.

Cuantas piedras en camino te encontrarás! Pues seguro que en mas de una tropezarás, y poco a poco según tropieces, aprenderás.

Dime porque camino echarás!

que en el sendero de la vida hay tantos caminos que seguro te equivocarás.

El sendero de la rabia, el de amar, el que te lleva a la muerte o el que te lleva a ningún lugar. 

Pero todos debes andarlos y por ti misma tropezar, en uno de ellos te espero, sigue andando hasta el final.

Todos los caminos conducen a Roma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 + dieciseis =