Más adentro

más adentro, allí donde se hacen los sueños,

queda pendiente un abrazo,

queda pendiente un te quiero.

Tu silencio y mi silencio,

retumbando como un eco

en el basto universo.

Tu mirada en mi mirada

con el pecho descubierto

con las ganas de decirte

que soy tu fiel reflejo.

Sin un hasta luego,

ni nos vemos otro día,

sin un abrazo eterno;

Sino un recuerdo para el resto de mi vida.

Más adentro y me pierdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × uno =