Agradezco a mi amiga Esse por ilustrarme con sus fotos de sus salidas y por cederme dicha foto para ilustrar esta poesía.

De tus amaneceres, tu norma,

de tu compañía eternidad.

Esos rayos mañaneros

que bendicen tu estampa,

puro oro de esos campos

puro aire al respirar.

De tus pies en los caminos,

de tu patas a la par.

Del espiritu guerrero que no para,

del eterno sentimiento en libertad.

De tus amaneceres, de los bosques

de los ríos y caminos que recorres.

De ti, de tu figura, de tu vida….. y que por siempre amanezca para verte disfrutar.

De esas mañanas que sólo el sol te bendice, queda en tu foto presente

esos campos de oro y aire en libertad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × uno =