Quedan pocos días para que mi peque se me vaya ya de sus vacaciones conmigo y siempre me sale algo que escribirle. Va para ella, para mi motor. 

Tu corazón

Llevas esa luz que siempre brilla,

llevas un trozo mío en tu interior.

Miras y no ves lo que yo veo,

sientes sin saber que soy yo.

¡Un trozo de mi alma me he arrancado

y en tus entrañas he incrustado para que sientas mi amor!

Cuando estés sola mi niña,

pon tu mano dulce en el corazón

y al escuchar su latido

me oirás decirte:

Te quiero mi amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × uno =