Hoy me siento muy grande de tenerte a mi lado.
Me regalas la vida porque sin ti, yo no valgo.

Eres ese regalo que la vida me ha dado,
y al mirarte a los ojos, lo veo todo más claro.

Un ángel caído del cielo,
una estrella en la tierra posada.

Y es que sólo tenerte,
ilumina lo más hondo de mi alma.

Eres brisa fresca, lluvia en desierto,
tormenta y huracán de un corazón hecho para ti.

Tú eres la llave,
tú abres mi ser,
tú llenas mi vida,
tú me haces nacer.

Hoy y mañana me siento muy grande, cuando estás a mi lado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 2 =