Vos,
que me inspiráis grandeza,
que con vuestras palabras
me alentáis para seguir mi camino.

Sois un eclipse en mi corazón,
que apaga y enciende mi amor por instantes.

Sois esa luna llena,
que ilumina la romántica noche,
que vivimos en la orilla del mar.

Creo en vos y en vuestra fuerza,
y en mi corazón que se esfuerza,
en conquistaros con honor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × tres =