¿Que tienes dentro mi hermano?,
¿que fuerza llevas?, ¿que hay en tí?
que paso a paso caminas
y no cesas, ni paras, sin quererte rendir.

Dime mi hermano, ¿como?
Un abrazo tuyo, una palabra, tu aliento.
¿Cual es tu fuerza?

Eres hombre, mortal y divino
eres aire y fuego a la vez,
esa brisa fresca que relaja,
esa llama inmensa de una fuerza que se puede ver.

Pero, dime hermano;
¿Como paso a paso no abandonas?
monte a monte, día a día,
gota a gota de sudor,
una lagrima cayendo del esfuerzo de ver que en tu batalla sigues siendo!!!
Mortal y divino, un ejemplo.

Dime Hermano!! Dime:

Que siempre serás eterno.

Ramón Garrido, enorme persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos − 2 =