Quedate:

Una brisa que me trae tu aroma fresco, una foto y un recuerdo en mi cerebro, un adiós interminable en un momento y un suspiro al verte de nuevo.
Quédate aquí a mi lado, no te separes ni un momento, que tu ausencia es como un clavo que se me incrusta muy adentro.
Quédate no tengas miedo que mi alma te protege, ni las penas ni los llantos permitiré que te aprieten.
Quédate con esos rayos de un bonito amanecer, traen un día nuevo de esperanza y otra oportunidad de volver.
Porque no se trata de volverte a ver, se trata querida de verte volver.

Quédate a mi lado hasta amanecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 + 3 =