Por todas esas cosas que se quieren decir,
Por todas esas palabras que dan miedo expresar.
Cuantos te quiero sin pronunciar y momentos pasados sin vivir.
El tiempo, divino regalo, que no da marcha atrás, el que no vivas ahora, no sabes si lo vivirás y mas vale haberlo vivido que arrepentirse en la eternidad.
La belleza oculta de las cosas, los detalles que hacen la vida singular, y en el quejar de nunca tener tiempo, nos olvidamos de disfrutar.
El amor es eterno, en cualquier sitio esta, en una pareja, en un árbol, también en una amistad, tiempo y amor emparejados, de la mano juntos van,porque sino los vives y disfrutas, no sabes si mañana estarán.
Y si alguno de ellos piensas que te da la espalda, una cosa debes recordar, que aunque el tiempo o el amor pasen:

Nada esta realmente muerto si deja cosas buenas que recordar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 2 =