Veo cada amanecer,

cada momento, cada instante que estuviste aquí,

lo ves, que bonito es.
Y es que solo puedo ver cuando pierdo mi mirada,

pienso en como es tenerte enamorada,

lo ves, que bonito es.
Cuando solo en unas horas,

la calma me abandona sin querer, otra vez.
Que difícil escapar de cada noche en la que tu no estas,

lo ves, que difícil es.
Esperando esa mañana que tus rayos me alumbraban,

lo ves, que bonito es.
Porque das la vida día a día, porque sin ti no hay color ni alegría,

lo ves, que bonito es.

Que bonito eres mi sol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 − ocho =