Mientras tú existas,

mientras mi mirada te busque mas alla de las colinas,

mientras nada me llene el corazón sino es tu imagen y haya una remota posibilidad de que estés viva, en algun sitio,

iluminada por una luz cualquiera.

Mientras yo presiento que eres y te llamas asi,

con ese nombre tuyo, tan pequeño.

Seguiré como ahora, amada mia,

transido de distancia.

Bajo este amor que crece y no se muere,

bajo este amor que sigue y nunca acaba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × cuatro =