Me equivoqué al pensar que te tenía,
me equivoqué al creer que el tiempo a tu lado, era de por vida.

Daba por sentado que sin decirte un TE QUIERO, tú lo sabías.
Que el tiempo no pasaba, que podía darte un beso otro día.
Pero lo cierto es….. Que me equivocaba.

El error de no mirarte en todo el día,
el error de acostarme a tu lado y levantarme sin decirte: buenos días.

El creer que sin decirte!!!! Te decía.

Que en mis errores diarios, no hacía falta un «perdóname vida mía» y ahora en el sentimiento de culpa y rabia me doy cuenta:

Que me equivoqué al no pedirte un perdón cuando debía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − 11 =